Existen muchos tipos de puerta de garaje. Entre las más demandadas, están las puertas seccionales, que pueden fabricarse en diversos materiales. Hoy, en el blog de Martín Vecino, hablamos sobre las puertas seccionales de aluminio y sus principales ventajas.

Características de las puertas seccionales de aluminio

Las puertas seccionales de aluminio se han convertido en la opción preferida para muchos propietarios de garajes gracias a su diseño elegante, su funcionamiento práctico y su alta resistencia.

Este tipo de puertas están compuestas por varios paneles de aluminio que se abren y cierran verticalmente deslizándose por unas guías. Este sistema de apertura permite aprovechar al máximo el espacio del garaje, tanto interior como exterior.

Por su lado, el aluminio, material principal de estas puertas, proporciona durabilidad y ligereza, lo que facilita su funcionamiento suave y silencioso

Entre sus principales ventajas está la seguridad que proporcionan, gracias a su sistema de cierre hermético y a sus sistemas antirrobo.

Por otro lado, sus paneles de aluminio suelen estar rellenos de espuma de poliuretano, lo que proporciona un excelente aislamiento térmico y acústico.

Al mismo tiempo, son puertas muy duraderas, ya que el aluminio presenta una gran resistencia a la intemperie y a los golpes. Es un material anticorrosivo que se mantiene impecable con el paso de los años.

No podemos olvidar que son puertas que requieren un mantenimiento mínimo, lo que las convierte en una opción muy práctica.

Finalmente, las puertas seccionales de aluminio están disponibles en una gran variedad de colores, tamaños y diseños, por lo que podrás encontrar la que mejor se adapte a la estética de tu hogar. Además, el aluminio permite la incorporación de elementos como ventanas o paneles translúcidos, mejorando la estética sin comprometer la seguridad.

Por nuestra parte, en Martín Vecino proporcionamos los mejores herrajes para todas sus puertas.