Gracias a los constantes avances en la industria, las puertas automáticas son cada vez más duraderas y fiables. Sin embargo, esto no significa que no requieran de un mantenimiento. Hoy, en el blog de Martín Vecino, hablamos sobre el mantenimiento predictivo de puertas automáticas.

Qué es el mantenimiento predictivo de puertas automáticas

El mantenimiento tradicional de las puertas automáticas se basa en revisiones periódicas, independientemente de su estado real. Esto puede suponer un gasto innecesario de tiempo y dinero, ya que no siempre es necesario realizar una revisión completa. Además, este tipo de mantenimiento no permite detectar fallos potenciales antes de que se conviertan en problemas graves.

Por su parte, el mantenimiento predictivo de puertas automáticas es un enfoque proactivo que se centra en la prevención de fallos y la detección de problemas antes de que ocurran.

Esta técnica, utiliza diferentes tecnologías para analizar el estado de las puertas automáticas y predecir cuándo es necesario realizar un mantenimiento preventivo.

Así, el mantenimiento predictivo de puertas automáticas se basa en la monitorización continua de los diferentes componentes de la puerta, como los motores, los sensores y los sistemas de control. Esta monitorización puede realizarse mediante sensores instalados en la propia puerta o mediante la conexión de la puerta a un sistema de control remoto.

Los datos recogidos por los sensores son analizados por software especializado que busca patrones que puedan indicar un posible fallo. Si el software detecta un patrón anómalo, envía una alerta al personal de mantenimiento, que puede tomar las medidas oportunas para evitar que se produzca un problema.

Así, el mantenimiento predictivo ofrece interesantes ventajas, como es la reducción de costes de mantenimiento, mano de obra y materiales.

A su vez, permite detectar fallos potenciales antes de que se conviertan en problemas graves, lo que puede ayudar a prevenir accidentes.

Por otro lado, al evitar paradas inesperadas, las puertas automáticas pueden funcionar durante más tiempo, lo que reduce las molestias para los usuarios.

Finalmente, el mantenimiento predictivo puede ayudar a identificar y corregir problemas que pueden estar consumiendo energía de forma innecesaria.